Inicio proyecto: 
01/01/2018
Fin proyecto: 
31/12/2021
Investigador principal: 
Margalida Joy Torrens
Presupuesto: 
105.789 €
Resumen: Actualmente, existe interés en reintroducir las leguminosas forrajeras, como la esparceta, en el sistema de alimentación del ovino con el fin de incrementar la autosuficiencia y la rentabilidad de la explotación, así como de fomentar el uso de leguminosas locales, como la algarroba, como ingrediente para la fabricación de piensos. Además, ello permitiría satisfacer el incremento de la demanda de productos animales criados en sistemas productivos sostenibles y resilientes. La carne de cordero procedente de animales con dietas forrajeras tiene una mejor imagen para el consumidor y presenta claras ventajas para la salud humana. El sistema de manejo actual sólo permite utilizar los forrajes en la alimentación de las madres, ya que el cordero lechal se alimenta casi exclusivamente de leche materna hasta el sacrificio, con un peso vivo de 10-12 kg (30-45 d de vida), y el cordero ternasco destetado a los 45-50 días, recibe una dieta a base de concentrado y paja (30-40 días). Por tanto, la alimentación de la oveja es clave para modificar la calidad de la carne del cordero lechal, mientras que su efecto sobre el cordero ternasco no es a priori tan evidente. 
 
En este contexto, el objetivo general de este proyecto es la optimización del uso de recursos proteicos mediterráneos en la cría de corderos ligeros. Para ello se van a determinar: i) el efecto de la inclusión de los taninos condensados de la esparceta (leguminosa forrajera) en la dieta de las ovejas lactantes y en las dietas de corderos en cebo sobre los parámetros productivos y fisiológicos y la calidad de la canal y la carne de corderos lechales y ternasco. A su vez, se estudiará la fermentación y biohidrogenación ruminal en lechales y ternascos. ii) Evaluar la inclusión de algarroba (fuente mediterránea de taninos condensados) en los piensos de corderos de cebo, valorando sus rendimientos técnicos y la calidad de la canal y la carne producidas. Se evaluará también la digestibilidad in vivo de los piensos, así como la producción de gas in vitro. iii) Evaluar las necesidades de proteína en corderos de cebo de pequeño formato, desde los 12-14 kg hasta el sacrificio 24kg PV. Se evaluará también la digestibilidad in vivo de los piensos, así como la producción de gas in vitro.
 
Organismo financiador: 
INIA
Miembros del proyecto: 
Personal Investigador CITA: M. Blanco, I, Casasús, A. Sanz, S. Lobón, C. Baila. Personal investigador UdL: Javier Álvarez (IP), E. Molina, B. Serano, D. Villalba, R. Armengol, I. García, I. López...