Inicio proyecto: 
01/01/2019
Fin proyecto: 
30/06/2020
Investigador principal: 
Cristina Mallor
El presente proyecto plantea promover el cultivo de las variedades tradicionales de hortalizas y legumbres de Teruel como una alternativa viable en el territorio. Para ello, se pretenden
caracterizar, evaluar y valorizar estos recursos fitogenéticos, partiendo de los resultados obtenidos en proyectos anteriores.
 
Con la consecución del primer objetivo del proyecto se completará la divulgación de la colección de hortalizas y legumbres conservada en el banco de germoplasma del CITA procedente de Teruel. En el anterior proyecto FITE se publicó el volumen referente a las legumbres, quedando pendientes otros dos volúmenes: “Solanáceas y Cucurbitáceas” (donde se describirán las colecciones de: tomate, pimiento, melón, sandía, pepino, calabacín y calabaza) y el referente a “Otros cultivos” (donde se incluirán, entre otros: acelga, borraja, cardo, cebolla, lechuga, col, puerro o zanahoria). Este objetivo incluirá además actividades de divulgación en el territorio.
 
En un segundo objetivo se mostrará el potencial de estas variedades en parcelas demostrativas ubicadas en Teruel, dónde se cultivará una selección de cultivos y variedades
tradicionales de la colección del BGHZ‐CITA durante dos campañas agrícolas. Las variedades serán caracterizadas y evaluadas, y los resultados obtenidos permitirán evidenciar las
características diferenciadoras, relacionadas con la adaptación al territorio o la calidad de los productos, así como asesorar a futuros hortelanos que quieran dedicarse a su cultivo.
Además, con el fin de facilitar el acceso de las semillas a los agricultores, se creará una colección de trabajo en el Centro CIBR de Teruel (El Banco de Semillas Hortícolas de Teruel,
BSH‐CIBR Teruel).
 
En el tercer objetivo, se En el tercer objetivo, se llevará a cabo un ejemplo práctico de la viabilidad de las variedades tradicionales en el territorio. Se utilizará como caso de estudio la judía blanca de Muniesa, una leguminosa de secano tradicional en la comarca de las Cuencas Mineras, siguiendo los estudios iniciados en el proyecto anterior. Se pretende continuar con la optimización del proceso productivo, adaptando la maquinaria disponible en la zona para la mecanización del cultivo, considerando los resultados obtenidos del ensayo previo. Se utilizará para la siembra de las parcelas experimentales la semilla obtenida en 2018, acondicionada y conservada actualmente en el banco de germoplasma del CITA. La producción obtenida en el ensayo se envasará y distribuirá, principalmente en circuitos cortos o de proximidad, incluidos restaurantes que ya están demandando este producto. Finalmente, se realizarán estudios relacionados con el potencial de mercado de esta variedad, estudiando las preferencias de los consumidores y las estrategias de precios. Con todo ello, se pretende desarrollar un modelo de negocio en torno a la Judía blanca de Muniesa.
Organismo financiador: 
Gobierno de Aragón FITE
Miembros del proyecto: 
Ana María Sánchez, Pedro Marco, Aurora Díaz, Azucena Gracia, Luis Pérez