Inicio proyecto: 
19/02/2020
Fin proyecto: 
19/02/2020
Investigador principal: 
Ana María Sánchez
La finalidad de este proyecto es definir el origen y solucionar el problema del descenso de la productividad en los meses de mayo a septiembre del cultivo de la borraja en Aragón. Además, se pretende aprovechar la oportunidad de cooperación entre los distintos agentes implicados en la cadena de valor de la borraja en Aragón para mejorar dicha productividad y contribuir a la sostenibilidad del cultivo.
 
En España el cultivo de la borraja se centra casi exclusivamente en el Valle Medio del Ebro, concretamente en Zaragoza, La Rioja y Navarra. Desde el verano de 2015 en Zaragoza se ha experimentado un grave descenso de entre el 20 y el 80% de la productividad en las explotaciones dedicadas a la borraja que está afectando seriamente su cultivo. Esto supone que en estos 4 años la rentabilidad de la borraja prácticamente se ha reducido a la mitad.
 
El primer aspecto del cultivo de la borraja que es necesario resolver es la obtención de la semilla de calidad. También es necesario llevar a cabo trabajos de selección y obtención de nuevas variedades de borraja que incorporen resistencias a las posibles enfermedades que están afectando al cultivo. La rotación de cultivos y la utilización de variedades que proporcionen al productor hortícola alternativas al monocultivo de borraja son aspectos a abordar para la sostenibilidad del cultivo de la borraja, junto con es el manejo del suelo y su posible infección por agentes patógenos.
 
En este proyecto se han planteado 4 innovaciones principales:  la innovación en la obtención y el tratamiento de la semilla de la borraja, la innovación varietal en el material vegetal de borraja y en otros cultivos hortícolas complementarios a su ciclo,  la innovación en la rotación de cultivos y, por último,  la innovación en la gestión del suelo de cultivo de la borraja.
 
Organismo financiador: 
Hermanos Mené, Flores Aznar
Miembros del proyecto: 
Cristina Mallor