Investigadores del CITA han participado en la reunión del proyecto europeo de investigación GenTORE que trabaja en el desarrollo de herramientas gestión y selección en ganado vacuno de carne y leche, con el fin último de mejorar la competitividad de las explotaciones, fomentando su capacidad de adaptación o resiliencia, y reduciendo su vulnerabilidad frente a distintos escenarios climáticos y socioeconómicos.
 
El seguimiento de las actividades del proyecto se realiza mediante reuniones anuales de sus 21 socios. La reunión anual de 2020 debería haberse celebrado en la Universidad de Padua (Italia), pero debido a la situación generada por la COVID-19 se ha celebrado de manera virtual. En ella han participado un centenar de investigadores y técnicos, entre ellos el equipo del CITA liderado por Isabel Casasús, investigadora de la Unidad de Producción y Sanidad Animal.
 
En esta reunión se han presentado los resultados de los trabajos realizados por el CITA en la caracterización de la respuesta ante distintos escenarios tanto a nivel del animal como de la explotación. Respecto al primero, se están analizando las características individuales que influyen en la eficiencia productiva tanto en las vacas nodrizas como en los animales en crecimiento y cebo. En ambos se valora su capacidad de adaptación ante los retos a los que pueden enfrentarse durante su ciclo productivo, especialmente los relacionados con las variaciones en la cantidad o calidad de alimento disponible.
 
En cuando a las explotaciones, se han presentado los resultados de un análisis de los cambios experimentados por las ganaderías de vacas nodrizas del Pirineo en los últimos 30 años, y los aspectos ligados tanto a la explotación como a su entorno socioeconómico que han motivado estos cambios. También se han investigado las percepciones de los ganaderos en cuanto a los caracteres deseables en los programas de mejora genética para fomentar la productividad de sus animales, y respecto a las estrategias de manejo más adecuadas para una mejor competitividad de las explotaciones en diversos contextos.
 
Las presentaciones han corrido a cargo de Isabel Casasús y de los estudiantes de doctorado Enrique Muñoz-Ulecia y Karina Orquera, que han realizado sendas contribuciones en una sesión específicamente dedicada a los jóvenes científicos participantes en el proyecto.