El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) han firmado un nuevo convenio de colaboración para mejorar la eficiencia de la producción y la innovación agroalimentaria de la trufa negra (Tuber melanosporum) en la provincia de Zaragoza. En virtud de este acuerdo la DPZ aportará 100.000 euros para financiar distintas actividades en las que también participará la Asociación de Truficultores Asociados de las Comarcas de Zaragoza (TRUZARFA).
 
El convenio se desarrollará durante la presente temporada en tres ejes principales: el análisis de la situación actual del sector, la investigación en truficultura y, por último, la formación y transferencias en materia de trufa y truficultura, todo ello en la provincia de Zaragoza. El objetivo de este convenio es que todos los truficultores de la provincia de Zaragoza participen activamente en la toma de decisiones en investigación y formación canalizada a través de este acuerdo.
 
Se llevará a cabo un plan estratégico de la trufa para conocer la situación actual del sector en la provincia de Zaragoza, saber que necesidades tiene y establecer unos objetivos a futuro. El primer objetivo en investigación será relacionar que influencia tienen los microorganismos presentes en el suelo y adheridos a las raíces y a las trufas con la producción de estos hongos. Por último, se celebrarán cursos y seminarios para abordar todas aquellas preguntas que surgen durante el cultivo y hasta la comercialización con el fin de dotar de conocimientos a los truficultores de la provincia.
 
Pedro Marco, Sergio Sánchez, Sergi García Barreda y Eva Tejedor, investigadores de la Unidad de Recursos Forestales del CITA, serán los responsables de la ejecución de todas las investigaciones y actividades propuestas en este convenio. En cuanto a la investigación e innovación, seleccionarán parcelas colaboradoras en la provincia de Zaragoza para ensayos de truficultura. Detectarán problemáticas y demandas del sector referente al cultivo de la trufa y su comercialización. Crearán una metodología para establecer la calidad de las trufas y los productos trufados. En cuanto a la transferencia al sector divulgarán las técnicas de truficultura, así como del manejo y la conservación del producto final, e impartirán cursos y talleres. Además, colaborarán en las ferias, jornadas seminarios en los que participe TRUZARFA y la DPZ y asesorarán científica y técnicamente en la organización de las Jornadas Anuales de la Trufa de Zaragoza, entre otras actividades.
 
El 17 de septiembre tendrá lugar el primer curso teórico práctico de este convenio que tratará sobre “Identificación de especies de Trufa”. Este curso se llevará a cabo en Vera del Moncayo el 17 de septiembre y en Daroca el día 24 de septiembre. Con un total de 12 plazas disponibles, se enseñará a caracterizar las diferentes especies de trufa morfológicamente y a identificar por microscopía, algo necesario para todo truficultor. El 23 de octubre tendrá lugar un curso de adiestramiento de perros truferos en Cariñena. En este curso se enseñará teoría del adiestramiento aplicada a la recolección de trufa y el comportamiento de las diferentes razas, y en la parte práctica, los alumnos podrán traer sus propios perros o disponer de uno cedido por TRUZARFA para este fin. Estos cursos serán impartidos por los citados investigadores del CITA y contando con la colaboración de TRUZARFA y la DPZ.
 
Otros convenios anteriores
 
El CITA y la DPZ ya firmaron otros dos convenios de colaboración en los años 2013 y 2014 que sirvieron para financiar un estudio para conocer las áreas de la provincia en las que ecológicamente se puede desarrollar la trufa negra –mapa de distribución del hábitat de este hongo– y otro para ubicar los territorios zaragozanos óptimos para la truficultura –mapa para el cultivo de la Tuber melanosporum.