El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha puesto en funcionamiento un Banco de Semillas en el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural (CIBR) de Teruel, gestionado por el CITA. Su puesta en marcha se ha realizado en el marco del proyecto HortalizaTE, financiado con el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) del Gobierno de Aragón y coordinado por Cristina Mallor, investigadora de la Unidad de Hortofruticultura y responsable del Banco de Germoplasma Hortícola del CITA.
 
Teruel, por la dispersión de sus núcleos rurales y su diversidad agroclimática ha constituido una gran fuente de biodiversidad hortícola. Parte de esta variabilidad se encuentra conservada, en forma de semillas, en el Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza ubicado en el CITA (BGHZ-CITA). La promoción de estos cultivares locales tradicionales, constituye uno de los objetivos del proyecto HortalizaTE.
 
El banco se ha creado a partir de las semillas conservadas en el citado Banco de Germoplasma Hortícola del CITA en Zaragoza, con 40 variedades locales pertenecientes a 12 cultivos (acelga, borraja, col, pimiento, garbanzo, melón, calabaza, calabacín, zanahoria, perejil, tomate y maíz) y procedentes de 19 localidades turolenses (Alcañiz, Alcorisa, Allueva, Beceite, Berge, Calaceite, Cantavieja, Cucalón, Escucha, Gea de Albarracín, Híjar, La Cerollera, La Codoñera, La Iglesuela del Cid, La Portellada, Más de las Matas, Mora de Rubielos, Olba y Valbona).
 
Este banco de semillas pretende dar servicio a aquellos hortelanos turolenses que quieran recuperar el cultivo de las variedades tradicionales de Teruel. Las variedades disponibles se pueden consultar en la página web del CITA www.cita-aragon.es.
 
Las solicitudes de semillas se atenderán en base a un Acuerdo de Transferencia de Material y se pueden tramitar durante el próximo mes de julio a través del técnico del proyecto, José Antonio Fras, en el siguiente correo electrónico jafras@cita-aragon.es.
 
Con el fin de mejorar la información asociada a estas variedades, a los hortelanos se les solicita que, tras su cultivo, indiquen al CITA, según su experiencia, cómo se han comportado las distintas variedades.
 
Además, los hortelanos que quieran colaborar con el banco, cediendo semillas de sus propias variedades locales también están invitados a hacerlo, contactando con el CITA en el correo electrónico anteriormente citado.