El pasado 6 de mayo tuvo lugar una reunión de seguimiento del programa DietaPYR2, programa europeo que pretender innovar y aplicar nuevas tecnologías a la cadena productiva del ganado vacuno de razas autóctonas del Pirineo, con el objetivo de poder diferenciar una carne de calidad asociada a un sistema de producción típicamente pirenaico.
 
Azucena Gracia, Ana Isabel Sanjuán y Gabriela Zeballos, investigadoras de la Unidad de Economía Agroalimentaria y de los Recursos Naturales del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), participaron en esta reunión en la que se dieron a conocer las actividades que el CITA realizará en esta investigación para reforzar la identidad de la carne producida en los Pirineos al servicio del territorio y de su actividad económica. Desde el CITA se han planteado dos actividades. Por un lado, identificar el valor implícito y diferencial de la cadena de vacuno del Pirineo para los restauradores de la zona y por otro, estudiar la influencia de propiedades saludables y sostenibles de la carne de vacuno del Pirineo sobre la decisión de compra del consumidor. En el estudio participa también Helena Resano, investigadora del departamento de Ciencias Agracias y del medio Natural de la Universidad de Zaragoza.
 
En La primera parte de este estudio, llevado a cabo por el CITA, se entrevistará a restauradores de la zona pirenaica (15 en Francia, 15 en España y 15 en Andorra) con el fin de conocer la percepción sobre la carne autóctona, el vínculo percibido sobre la sostenibilidad económica y medioambiental y la actitud hacia la promoción explícita de una “carne de vacuno saludable” producida íntegramente con razas autóctonas de los Pirineos y alimentadas con los pastos del territorio. Además de agua de alta calidad y otros alimentos.
 
En cuanto al estudio sobre la decisión de compra de la carne de vacuno del Pirineo está previsto encuestar a consumidores (150 en Francia, 150 en España y 150 en Andorra) para evaluar en qué medida la carne de vacuno se asocia con la sostenibilidad socio económica y medioambiental del Pirineo. Además, se analizará si la comunicación (ej.: logotipo, etiqueta o cartel) de las propiedades saludables y sostenibles identificadas en la carne pirenaica favorecen su adquisición.
 
El proyecto DietaPYR2 está coordinado por la Universidad de Zaragoza que trabaja con otros tres centros de investigación (CITA, Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Cataluña (IRTA)), y la Escuela Nacional Veterinaria de Toulouse) y las empresas de Francia y Groupe Gascon y Pepirag S.A.S de l’Occitanie y de Andorra Ramaders d’Andorra en el proyecto
El proyecto, que cuenta con un presupuesto global de 2.297.412 euros y se prolongará durante tres años, está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El proyecto Dieta PYR2 pretende apoyar un sistema de producción de carne, típicamente pirenaico, basado en el aprovechamiento de pastos con razas autóctonas de la región POCTEFA.