El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha colaborado en un proyecto con empresas de las Comunidades Autónomas de Castilla y León y Madrid, que ha evaluado la calidad de pasto disponible en las explotaciones para orientar a los ganaderos a la hora de decidir la alimentación más adecuada de las vacas nodrizas a lo largo del año. El proyecto se ha desarrollado con las empresas GEPISA y NOVATION, especializadas en nutrición animal, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León (2014-2020). 
 
La empresa GEPISA, dedicada desde 1975 a la alimentación animal, se propuso con este proyecto ayudar a los ganaderos a planificar la estrategia de manejo que permita la óptima alimentación de las vacas de carne en condiciones extensivas. Proyectos anteriores desarrollados en el CITA han demostrado la importancia que tiene la correcta alimentación de las vacas a lo largo del año, y especialmente durante el último tercio de gestación, para garantizar el objetivo de producir un ternero por vaca y año.
 
En el marco de este proyecto PDR se han estudiado los pastos disponibles a lo largo del año en 6 explotaciones de vacas nodrizas, ubicadas en Soria, Guadalajara, Ávila y Salamanca, representativas de los diversos ecosistemas españoles en los que se da este tipo de ganadería extensiva. Una vez analizada la calidad del pasto disponible en las explotaciones, se ha estimado la cantidad de pienso con la que el ganadero debe suplementar a sus vacas a lo largo del año, teniendo en cuenta el estado fisiológico (vaca vacía, preñada o criando) y el tipo de pienso aportado (nivel proteico bajo, medio o alto). Es importante subrayar que se trata de una estimación calculada a partir de un número limitado de muestras de pasto, y que la disponibilidad y calidad del pasto es muy variable a lo largo del año y entre años, de ahí el enorme interés que existe en desarrollar posibles tecnologías que permitan conocer la calidad y cantidad de pasto en tiempo real.
 
A su vez, la empresa NOVATION propuso estudiar si la incorporación de productos glucoformadores en la dieta de las vacas de carne puede mejorar la tasa de preñez de las vacas nodrizas. Este estudio se realizó con 40 vacas que estaban criando a su ternero, en la Finca Experimental La Garcipollera (Jaca), propiedad del CITA. A la dieta diaria de las vacas, a base de heno de alfalfa y harina de triticale, se le añadió durante dos semanas uno de los 3 glucoformadores en estudio, y se compararon sus resultados con los del lote control, que no recibió ningún glucoformador. A lo largo del ensayo, se vieron diferencias en la evolución de pesos y reservas corporales de las vacas, así como en los niveles sanguíneos de insulina y metabolitos, pero la tasa de preñez fue similar en todas las vacas del ensayo. Estos resultados preliminares se presentaron en la reunión de la Federación Europea de Zootecnia celebrada en Gante el pasado año. A raíz de estos resultados parece necesario realizar futuros estudios, que incluyan un mayor número de vacas, periodos más largos de suministro de glucoformadores, así como otros controles importantes para completar el estudio, como pueden ser la producción de leche de las vacas, o la ecografía ovárica para conocer el posible efecto de los glucoformadores sobre las estructuras presentes en los ovarios. 
 
En esta colaboración del CITA con el PDR de Castilla y León han participado las investigadoras de la Unidad de Producción y Sanidad Animal, Albina Sanz, Sandra Lobón, Margalida Joy, Isabel Casasús, y Mireia Blanco, los técnicos de GEPISA, Paula Casado, César Torres, y los de NOVATION, Miguel Ángel Gómez, y Cristina Mantecón.

img_1567.jpg

Media Folder: