El Plan Estratégico del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) que se puso en marcha en 2021 estableció una nueva estructura de investigación en torno a cuatro grandes departamentos de investigación a partir del 1 de enero de 2022 en lugar de los seis que existían anteriormente. Esta nueva distribución la componen el Departamento de Ciencia Animal, el de Ciencia Vegetal, el de Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente y, por último, la Unidad Transversal de Economía Agroalimentaria. Las jefaturas de dichos departamentos corresponden, respectivamente, a los siguientes investigadores: Mireia Blanco, Pilar Errea, Eduardo Notivol y Azucena Gracia.
 
Esta nueva estructura de investigación persigue un doble objetivo. En primer lugar, adaptar la investigación del CITA a las áreas y líneas estratégicas señaladas por los programas nacionales y europeos de investigación, como Horizonte Europa (p ej. Clúster 6 de Alimentación, Bioeconomía, Recursos Naturales, Agricultura y Medio Ambiente, Clúster 5 de Clima), así como a políticas sectoriales de agroalimentación (p. ej. Estrategias de la Granja a la Mesa y de Biodiversidad del Pacto Verde Europeo, Eco-esquemas de la nueva Política Agraria Común), desarrollo rural o medio ambiente (p. ej. Estrategia de Adaptación al Cambio Climático, Plan de Acción de Economía Circular). Asimismo, se potencia la multidisciplinaridad, buscando sinergias de líneas de trabajo e investigadores, tanto dentro del CITA como con otras instituciones de I+D+i agroalimentario y ambiental aragonesas, nacionales e internacionales. En segundo lugar, moderniza la gestión de la investigación y favorece el uso óptimo de recursos humanos y materiales.
 
Tal y como indica Alberto Bernués, director de investigación del CITA, “los nuevos departamentos y áreas estratégicas de investigación incrementarán el éxito en convocatorias públicas de investigación e innovación y mejorarán la oferta tecnológica del CITA a empresas y entidades públicas, dando respuesta a los desafíos económicos, ambientales y sociales de los sectores agroalimentaria y forestal, de manera objetiva, transparente y útil”.