La Unidad de Protección Vegetal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) coordina el proyecto “Cooperación entre entidades del sector agroalimentario en Aragón para el control integrado de la mala hierba invasora Amaranthus palmeri (COOPALMERI)” cuyo objetivo es erradicar esta especie invasora, o, al menos, contener su expansión. Se trata de una especie muy competitiva que causa importantísimos daños económicos en zonas de Estados Unidos, Argentina y Brasil.
 
Esta especie, de ciclo estival, se adapta perfectamente a las condiciones agroclimáticas del valle del Ebro afectando a la práctica totalidad de cultivos de verano, principalmente maíz, pero también a hortícolas y cultivos leñosos. Esta especie invasora pueda causar hasta un 80% de pérdidas en el rendimiento del maíz y de hasta el 91% en cultivos de importancia creciente en Aragón, como la soja.
 
El objetivo general de este proyecto, correspondiente a la convocatoria de 2021 del Programa de Desarrollo Rural de Aragón(PDR) 2014-2020 del Gobierno cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), es conocer con mayor precisión su comportamiento biológico en las condiciones de Aragón para, a partir de allí, poder implementar las mejores estrategias de control y erradicación. Gabriel Pardo es el investigador principal de este proyecto, aunque cuenta con la colaboración de las investigadoras en Malherbología de su misma unidad, Ana Isabel Marí y Alicia Cirujeda.
 
Los ensayos experimentales y demostrativos de campo de mayor extensión y duración se realizarán en las parcelas afectadas por Amaranthus palmeri localizadas en Altorrincón (Huesca) donde se ha acordado con los agricultores afectados la cesión de la superficie y labores necesarias para la realización de los ensayos. Los ensayos de menor superficie se llevarán a cabo en las instalaciones del CITA, usando para ellos los invernaderos y la finca experimental que los investigadores disponen en el Centro.
 
El Grupo de Cooperación está compuesto por un total de 5 miembros, de los cuales 3 socios, que en la tipología del proyecto se denominan beneficiarios son importantes empresas de Aragón que han mostrado interés y preocupación por los daños que esta mala hierba puede ocasionar en relación a la disminución, en cantidad y calidad, de las cosechas de los cultivos que se ven afectados.
 
Estas empresas son la Cooperativa Agrícola de Barbastro, con gran volumen de comercialización de productos del sector agrícola en la zona potencialmente afectada, Liven Agro S.A., importante transformadora y productora de variedades maíz para consumo humano, y Mas Seeds Iberia-Agrar Semillas S.A., referente productor de semillas de Aragón desde los años 60.
 
Los otros 2 miembros, no beneficiarios, son centros tecnológicos: CITA y Universidad de Zaragoza. Además, se cuenta con el apoyo del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón, que facilitará el flujo de información hacia los agricultores y técnicos gracias a su estrecha relación con el sector agrícola. El proyecto se llevará a cabo desde la actualidad hasta el 2024.