Inicio proyecto: 
01/08/2016
Fin proyecto: 
31/12/2016
Investigador principal: 
Guillermo Ripoll García
Presupuesto: 
35.000 €
En España, la producción cárnica de algunas razas ovinas autóctonas se limita, casi exclusivamente, a un único producto, muchas veces avalado por una etiqueta oficial de calidad (I.G.P.). Sin embargo, las nuevas tendencias del mercado fomentan la diversificación de los productos como medio para aumentar la cuota de mercado y las rentas. La raza Ojinegra de Teruel es una de las tres razas admitidas en la I.G.P. Ternasco de Aragón. Esta I.G.P. tiene como requisito que la canal ovina pese entre 8 y 12,5 kg, aunque la tendencia es a producir canales más pesadas dentro del rango admitido y generalmente la carne se vende en fresco con un mínimo envasado o procesado. Sin embargo, es una oveja de pequeño formato con bajo crecimiento y un engrasamiento precoz. Esto condiciona la adaptación de sus productos a las características solicitadas por el reglamento técnico de dicha IGP y por el mercado. Ante esta situación, la Asociación de Ganaderos de la Raza Ojinegra (AGROJI) se planteó la posibilidad de comercializar nuevos productos (diversificar) para aumentar la cuota de mercado y las rentas de los productores (Ripoll y cols., 2010). Sin embargo, las distintas piezas de la canal ovina, y en función de su procesado posterior, requieren provenir de canales de distintos pesos para adecuarse al sistema de cocinado así como a la ración en formatos de consumo individuales. Igualmente, es importante conocer la vida útil de la carne de cordero si se procesa al día siguiente del sacrificio, o si se procesa varios días después.
Organismo financiador: 
Gobierno de Aragón (Fondo de Inversiones de Teruel)
Miembros del proyecto: 
Margalida Joy, Begoña Panea y Mireia Blanco (CITA)