Inicio proyecto: 
21/09/2015
Fin proyecto: 
20/09/2018
Investigador principal: 
Mª J. Rubio Cabetas
Presupuesto: 
130.000 €

El presente proyecto es continuación de trabajos anteriores con mucha tradición en el CITA y tiene como principal objetivo la obtención de nuevas variedades y patrones de almendro. En este proyecto se pone el énfasis en el estudio de las bases moleculares de muchos aspectos fundamentales para la mejora, tanto de patrones como de variedades, que sirvan para la selección final de un material vegetal con excelente comportamiento agronómico para satisfacer la demanda actual del sector.

En el aspecto de las variedades se pretende seguir con la obtención de variedades autocompatibles de floración tardía, lo que se complementará con el estudio por primera vez de la tolerancia al frío las distintas variedades de almendro analizando genes del cloroplasto por la posible implicación de este genoma en los estreses medioambientales. Este objetivo, se complementará con la selección de miles de individuos que se encuentran en distintas fases de evaluación y que servirán para planificar otros cruzamientos para la producción de nuevos descendientes de floración extra-tardía y resistentes a las heladas.

Otros objetivos del programa de variedades son la selección asistida por marcadores ligados al locus S y al Lb. Por otro lado, se aplicarán las tecnologías de secuenciación de última generación masiva (NGS)y la bioinformática para acelerar la selección de los descendientes del programa de mejora creados durante los últimos años, utilizando estas herramientas genéticas para la identificación de genes y/o QTLs asociados a los parámetros de calidad del fruto y a la época de maduración, con el fin de obtener variedades productivas y de almendra de calidad, con una composición química que se traduzca en una excelente calidad sensorial, comercial, industrial y saludable.

En los patrones, se continuará con el estudio de las bases moleculares que explican la tolerancia a dos estreses medioambientales que afectan al cultivo del almendro, como la tolerancia a la asfixia y a la sequía, estudiando genes candidatos y proteínas responsables de la respuesta a estos dos estreses en nuevas zonas de expansión del cultivo del almendro en suelos pesados y/o con dotaciones limitadas de agua. Se utilizaran tanto estrategias moleculares como parámetros fisiológicos para estudiar el vigor conferido por la raíz. Por tanto este proyecto trata de continuar con el estudio de caracteres codificados en el sistema radicular, así como la selección de nuevo material vegetal en campo con más resiliencia al cambio climático. Se estudiará por primera vez la fenología y la interacción patrón-variedad, en distintos escenarios climáticos para la selección de patrones de bajo vigor para satisfacer el sistema actual de mecanización del cultivo y una mejor adaptación a zonas templadas áridas de clima mediterráneo.

Se estudiará el comportamiento agronómico en campo de material preseleccionado tanto de las variedades como de patrones donde se monitorizarán todos los parámetros fisiológicos, con el fin de poder predecir el vigor, incluyendo el rendimiento en cáscara y otros aspectos de producción en la recolección mecanizada.

Organismo financiador: 
INIA
Miembros del proyecto: 
Mª Ángeles Sanz, J.M. Alonso, G. Estopañán, B. Bielsa, A. Fernández y Mª T. Espiau (CITA), J.J. Escartín (CTA-DGA), J. García Brunton e I. Padial (IMIDA), A. Dhingra (Washington State University), M. G. Wirthensohn (Universiy of Adelaide)