Inicio proyecto: 
01/01/2014
Fin proyecto: 
31/12/2017
Investigador principal: 
Daniel Isidoro Ramírez
Presupuesto: 
181.498 €

RESUMEN:Para atender la demanda de productos agrícolas resulta necesario incrementar la superficie regada en un 15% y modernizar el 60% de la superficie actual. La modernización y extensión del regadío en el mundo se están realizando fundamentalmente con sistemas de riego presurizado. Estos sistemas permiten un mejor control del manejo del riego y los fertilizantes, pero plantean tres retos para la sociedad española:1) Moderar el consumo de energía, que en combinación con la escalada de costes energéticos está afectando a la viabilidad económica de muchas zonas de regadío modernizadas y limitando el desarrollo de nuevas zonas;2) Optimizar la gran variabilidad de prácticas de programación de riegos que han desarrollado los regantes3) Esclarecer el impacto presente y futuro de la modernización de regadíos sobre la contaminación agraria difusa y sobre la forma de expresarla en indicadores que den soporte a la implementación de políticas ambientales.El proyecto va a desarrollar durante cuatro años actividades de investigación y desarrollo que abordan los tres retos específicos con apoyo directo de grupos de interés.

  • Se analizarán alternativas técnicas que permitan la optimización del consumo energético rebajando la presión en los aspersores de coberturas totales y de máquinas de riego autotransportadas (pivotes).
  • Se caracterizará en campo el funcionamiento técnico y agronómico de aspersores diseñados para operar a bajas presiones. La combinación de esfuerzos de simulación y de experimentación durante dos ciclos de cultivo permitirá establecer las posibilidades técnicas, económicas y productivas de operar a baja presión sistemas en cobertura total y en máquinas de riego (pivotes). Se analizará el efecto de estas mejoras en parcela y en redes colectivas.
  • Se evaluarán experimentalmente alternativas de manejo del riego para un cultivo de maíz.

Estas alternativas estarán basadas en la frecuencia y momento (día/noche) del riego. Los ensayos agronómicos ilustrarán el efecto de las variables de manejo del riego por aspersión sobre el microclima, el crecimiento y desarrollo de las plantas, la absorción iónica foliar, el régimen de humedad del suelo, la fotosíntesis y el rendimiento en un cultivo de maíz. Esto permitirá establecer pautas de manejo que maximicen la productividad del agua. Finalmente, se implementarán desarrollos científicos y tecnológicos para mejorar el cierre de los balances de agua en cuencas experimentales.Estos desarrollos contemplan las estimas de evapotranspiración real con teledetección satelital, el cálculo de los coeficientes de cultivo a partir de la integral térmica, y el seguimiento del nivel freático para una mejor cuantificación de los flujos subterráneos. La precisión de los indicadores de contaminación difusa agraria se basa en la calidad de los balances de agua. Estos indicadores se aplicarán a la caracterización del impacto ambiental de zonas regadas por aspersión en el valle del Ebro. El análisis de los balances se combinará con la utilización de herramientas de simulación para establecer estrategias de control de la contaminación difusa a escala de parcela y de cuenca hidrológica. Se utilizarán los modelos DSSAT y SWAT para analizar escenarios futuros basados en cambios en el uso de insumos de producción, escasez de agua y cambio climático. En actuaciones inmediatamente posteriores, las actividades del proyecto servirán para generar innovaciones técnicas y normativas que superen las encrucijadas actuales.

Organismo financiador: 
Ministerio de Economía y Competitividad
Miembros del proyecto: 
F. Dechmi, Mª A. Casterad, R. Aragüés, J.Mª Faci (CITA); Mª A. Usón (Unizar)