El martes 10 de abril tuvo lugar en el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA Aragón) una reunión de trabajo de los equipos de investigación del proyecto “Aplicación de Herramientas genómicas y metabólicas para el estudio del carácter pungente en pimiento y cebolla”. Coordinados por la doctora Ana Garcés-Claver de la Unidad de Hortofruticultura se han expuestos los últimos trabajos y se han detallado las tareas que se llevarán a cabo este próximo año.

El pimiento y la cebolla son dos de los cultivos hortícolas más importantes a nivel mundial. Su consumo ha aumentado de forma continuada en las últimas décadas y actualmente la sociedad, tanto los consumidores como los productores, no sólo demandan una mayor producción del cultivo tradicional sino versiones mejoradas que contengan compuestos beneficiosos para la salud.

Tanto el pimiento como la cebolla han demostrado poseer componentes con cualidades nutricionales y/o saludables. Entre estos, destacan aquellos relacionados con el picor (o pungencia), los denominados sulfóxidos de cisteína en cebolla y los capsicinoides y capsinoides en pimiento. El análisis en detalle de estos compuestos, así como de las bases moleculares que controlan su producción, se ha visto a menudo desfavorecido tanto por problemas inherentes a los cultivos como por la ausencia de metodologías asequibles y con el suficiente grado de optimización.

Los objetivos de este proyecto sobre el carácter pungente en pimiento y cebolla permitirán la generación de herramientas y metodologías útiles a corto plazo para el sector productivo, el desarrollo a medio plazo de nuevas variedades de mayor valor añadido, con características diferenciadoras y cualidades beneficiosas para la salud, y un mejor aprovechamiento a largo plazo de los recursos fitogenéticos existentes en España para estos dos cultivos hortícolas.

En este proyecto colaboran investigadores de la Universidad da Coruña, Universidad de Burgos, Universidad de Cádiz, Estación Experimental de Aula Dei (EEAD-CSIC), así como la empresa Pesquero Verde Alto. Desde el CITA Aragón colaboran también las investigadoras Cristina Mallor y Oreto Fayos de la Unidad de Fruticultura.

Este proyecto forma parte del Programa Estatal de I+D+I orientada a los Retos de la Sociedad. Está financiado por el INIA y cofinanciado con recurso procedentes del FEDER 2014-2020 en el marco del “Programa Operativo de Crecimiento Inteligente”.