"Almonds. Botany, production and uses"  coordinado por el investigador del CITA Rafael Socias, ha contado con la participación de los más destacados investigadores internacionales
 
Olona sobre el consumo creciente de almendra: “Ojalá no sea una moda pasajera, sino un verdadero pilar de la agricultura y el desarrollo rural”
 
 
Zaragoza ha sido la sede de la presentación mundial del que está llamado a ser el libro definitivo sobre la almendra, el almendro y su cultivo, cuya edición ha sido coordinada desde la capital del Ebro y no por casualidad, según ha indicado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón.
 
“Detrás del libro está la historia de la investigación sobre la almendra, un trabajo generoso y de éxito que empezó hace muchos años en Aragón”, ha destacado, para resaltar a continuación que esta labor investigadora desarrollada en el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) es uno de esos ejemplos de “investigación útil al servicio de la agricultura”
 
La obra, titulada Almonds. Botany, production and uses, fue un encargo de la editorial inglesa CABI (Commonwealth Agricultural Bureau International), una de las editoriales más prestigiosas en el campo agrícola, al investigador del CITA Rafael Socias i Company, quien ha realizado un repaso de todo el proceso investigador que se inició de la mano de Antonio J. Felipe, “mi maestro” y que ha dado lugar, entre otros muchos aciertos, a la publicación que acaba de ver la luz.
 
“Hemos conseguido devolver a la sociedad como servicio la financiación que recibimos de ella”, ha señalado Socias, para quien el punto de inflexión en el que se encuentra en estos momentos el sector mundial del almendro, claramente apuntando hacia arriba, es consecuencia del “papel fundamental” que han jugado España y el CITA.
 
Colaboración internacional
 
Precisamente, el prestigio del centro de investigación aragonés en el campo del almendro, iniciado hace más de 50 años con el trabajo del Antonio J. Felipe Mansergas y que se ha mantenido hasta la actualidad está detrás del encargo recibido por Socias de la editorial británica.
 
Este ha relatado que para llevar a término el trabajo se buscó la asociación con el profesor Thomas M. Gradziel, responsable de las investigaciones sobre el almendro en la Universidad de California (Davis), teniendo en cuenta el peso abrumador de la producción californiana de almendro sobre el total mundial y el nivel de los trabajos que se llevan a cabo en Estados Unidos.
 
Además, se ha contado con un elenco de especialistas de todo el mundo que han cubierto todos los ámbitos productivos, culturales y de mercado: fisiología, historia, mejora, cultivo, plagas y enfermedades, mercado, transformación industrial…, de manera que la obra se puede considerar una verdadera enciclopedia sobre el almendro puesta al día por los mejores expertos, entre los que hay que contar diversos investigadores del CITA, tanto del Grupo de Mejora de Frutales como de la Unidad de Sanidad Vegetal.
 
También han participado expertos del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad y de las cooperativas agrarias de Aragón, así como de otros centros de España (IRTA, IVIA, CEBAS de Murcia, IFAPA), de viveros y de la industria, en este caso, vinculada a la elaboración del Turrón de Jijona. Entre los expertos extranjeros, aparte de un elevado número de colaboradores de California, también los hay de Francia, Australia, Argentina, Chile y Marruecos.
 
Así, en veinte capítulos se recorren todos los aspectos relativos a cualquier cuestión que pueda concernir al sector de la almendra, desde la investigación al cultivo, pasando por los viveristas, los procesadores, los comerciantes y los industriales, y sin olvidar los aspectos beneficiosos del consumo de la almendra.
 
Sabrosa y saludable
 
Desde los tiempos más antiguos las almendras se han considerado un alimento atractivo y saludable. Se han consumido tanto enteras como elaboradas en un gran número de productos derivados; y no sólo como alimento, sino también como materia prima de carácter farmacéutico y cosmético.
 
En este sentido, aunque las aplicaciones sanitarias de las almendras se encuentran registradas en los sistemas médicos más antiguos, el aumento de la demanda también ha promovido muchos estudios demostrativos de los beneficios para la salud producidos por un consumo regular de almendras.
 
Este ha evolucionado desde su consideración como aperitivo o componente del postre, especialmente en época navideña, hacia la de alimento saludable. Hoy, el consumo regular de almendras se asocia con un amplio abanico de beneficios, tales como la protección contra el cáncer, la obesidad, la diabetes o las dolencias coronarias. Ello es debido a los niveles elevados de antioxidantes, fibra y minerales, así como a la elevada proporción de ácido oleico en la fracción grasa de las pepitas.
 
Esta es una de las grandes fortalezas con las que cuentan los productores, según se desprende de la intervención en la presentación de Santiago Izquierdo, gerente de Frutos Secos Alcañiz, entidad colaboradora del CITA. Además, el sector se está beneficiando de la promoción el Almond Board Of California.
 
Izquierdo, no obstante, también ha señalado algunas amenazas, como la existencia de las almendras amargas, que perjudican la imagen del producto español, la atomización de la oferta o la previsible disminución del precio como consecuencia del aumento de esta.
 
“Esperemos –ha concluido el consejero Olona- que el almendro no termine siendo una moda pasajera, sino un pilar de la agricultura y el desarrollo rural”.
 
Aragón lidera la producción nacional
 
En estos momentos el almendro se encuentra en un punto de inflexión. La producción de pepitas de elevada calidad organoléptica y nutritiva a través de sistemas sostenibles de cultivo va a ser imprescindible para satisfacer las exigencias de una demanda global. Así que el libro pretende dar respuesta a algunas de las preguntas que se le presentan al agricultor frente a este escenario de la producción actual de almendras.
 
Aragón no sólo representa un papel destacado en la investigación sobre el almendro, sino que su producción se ha incrementado en los últimos años y actualmente ocupa el primer lugar en la producción española de almendra.
Aragón ocupaba el 12,34 % de la superficie del almendro en 2008 y aproximadamente lo mismo en 2013 (12,43%), con una disminución del 4%, lo mismo que sucede a nivel estatal (5,8%), aunque esta disminución se debe al secano, probablemente por el abandono de plantaciones ya viejas o en muy malas condiciones, mientras que aumenta la superficie de regadío. Esta tendencia todavía se ha incrementado más en los últimos años, fundamentalmente por nuevas plantaciones en regadío y más tecnificadas.

 

    

 

 

 
Etiquetas: