La identificación de un gen en cerezo que confiere auto compatibilidad es uno de los resultados obtenidos por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón y la Universidad de Kioto sobre el cultivo de esta fruta. Este resultado abre la puerta al mejor entendimiento biológico de la polinización y a su aplicación en la producción y  mejora del cerezo. La investigadora Ana Wünsch, jefa de la Unidad de Hortofruticultura del CITA, ha colaborado con la universidad nipona en esta investigación.
 
Habitualmente las plantaciones de cerezo necesitan árboles polinizadores ya que la mayoría de las variedades son auto incompatibles. Sin embargo, existen variedades locales de origen español que poseen una mutación única que las hace auto compatibles.  A partir del estudio del genoma de estas variedades se ha podido encontrar el gen que cuando está mutado confiere auto compatibilidad.
 
El estudio “Genome Re-sequencing of Diverse Sweet Cherry (Prunus avium) Individuals Reveals a Modifier Gene Mutation Conferring Pollen-part Self-compatibility” (La re-secuenciación del genoma de diversos individuos de cerezos (Prunus avium) revela una mutación en un gene modificado que confiere auto compatibilidad del polen) ha sido publicado el pasado mes de abril en la revista Plant and Cell Physiology. 
 
Este resultado es fruto de la colaboración de los científicos de la Universidad de Kioto T. Akagi, K. Ono, y R. Tao y la doctora Ana Wünsch y de años de trabajo en esta línea de investigación en la que han colaborado personal de campo y laboratorio de la Unidad de Hortofruticultura del CITA. 
 
 
Etiquetas: