Visita presidente Lambán y consejera Alegria al CITA y al PCTAD
El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado esta mañana las instalaciones del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA de Aragón) y el Parque Científico Tecnológico Aula Dei, en compañía de la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, y los directores gerentes del CITA, José Antonio Domínguez, y del PCTAD, José Carlos Arnal. El presidente ha conocido el trabajo de ambas entidades en proyectos de agroalimentación en materia de frutales, trufa, gestión de granjas o la adaptabilidad a las nuevas exigencias de los mercados. 
 
A la llegada al centro el presidente del ejecutivo aragonés ha sido recibido también por representantes de la mayoría de los centros que trabajan en el Campus de Aula Dei (EEAD - CSIC, IAMZ, CSCV...) y por los jefes de las diferentes unidades I+D+i del CITA de Aragón en las que está trabajando.
 
Lambán ha señalado que el sector agroalimentario aragonés sería “un gigante con pies de barro” sino se apoyara en “un potente aparato de I+D+i”. Por ello, durante la legislatura, el ejecutivo ha dado un impulso al trabajo con empresas y sectores del CITA y Aula Dei. “Es el polo de I+D+i agroindustrial más importante de España”, ha dicho el presidente, “aquí se dedican a investigar, a innovar, a poner conocimiento al servicio del desarrollo del sector en todas las facetas”. 
 
En el CITA trabajan 250 personas y en el Parque Científico Tecnológico Aula Dei unas 20, pero en todo el Campus, incluyendo los centros adscritos y no adsctitos al ejecutivo aragonés, son unas 500 personas las que se dedican a la agroalimentación o a la investigación.   Allí se buscan soluciones a problemas del sector de los frutales, el porcino o el ovino. La colaboración entre empresas y productores es clave para el sector, y tal y como indicaba el director gerente del CITA, José Antonio Domínguez, se trata de potenciarlos a través de la investigación y la innovación, pero apoyando también el territorio. Domínguez explicaba el lema del trabajo “poner el conocimiento al servicio del sector y del territorio para que se transforme en crecimiento y economía”.