El CITA  colabora en el Grupo Operativo para la Estandarización de la Calidad de la Alfalfa
Está en marcha el “Grupo Operativo para la Estandarización de la Calidad de la Alfalfa”, creado a través del programa de grupos operativos de la Agencia Europea para la Innovación (AEI) en el marco de Programa de Desarrollo Rural para Aragón-2017 y financiado con fondos FEADER y del Gobierno de Aragón. Este grupo operativo está integrado por las siguientes entidades: Cooperativa Virgen de la Corona de Almudévar, COVICO, como coordinadora del grupo, La Sociedad Cooperativa Agraria San Licer de Zuera, CSLZ, la Sociedad Cooperativa Agraria San Lamberto, la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada, AEFA, y cuenta con la colaboración de la  Universidad de Zaragoza  (a través del Grupo de Sistemas de Información Avanzados del I3A)  y del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, CITA, como centros tecnológicos.
 
España es líder europeo en la producción de alfalfa con un 50% del total, a la que Aragón contribuye con más del 50% de la producción nacional, lo que supone más del 25% de la producción europea. Los actuales indicadores de calidad que se manejan en nuestro país o resultan subjetivos, como es el color del producto, o necesitan de elementos tecnológicos muy caros y complejos para su validación. Por tanto el grupo tiene como objetivo principal trabajar en la especificación de protocolos e identificación de tecnologías que permitan, con costes asumibles, establecer la estandarización y trazabilidad de la calidad de la alfalfa.
 
El CITA de Aragón, perteneciente al Departamento de Innovación, Investigación y Universidad, colabora en el grupo a través de la Unidad de Sanidad Vegetal, que investiga en la caracterización de plagas y enfermedades de la alfalfa y en estrategias para su control integrado con un menor impacto en el medio ambiente, del Área de Laboratorios de Análisis y Asistencia Tecnológica, que entre otras líneas tiene experiencia en técnicas físico-químicas  encaminadas al control de calidad materias primas y alimentos y también de la Unidad de Producción y Sanidad Animal, que ha realizado estudios en la calidad nutritiva de la alfalfa.
Los socios del proyecto esperan que la acción sirva a tres tipos de destinatarios. Por una parte las cooperativas y empresas deshidratadoras que se dedican a la producción de alfalfa y que contarán con una herramienta de trazabilidad para la calidad de sus productos. Por otro lado, los clientes de estas empresas y cooperativas a los que se les podrán facilitar mecanismos de certificación de la calidad del producto que están comprando. Finalmente, los agricultores que proveen alfalfa a empresas y cooperativas a los que se les podrá dar un precio justo en función de la calidad del producto que aportan y, de este modo, incentivarles en una mejora en la calidad de su producción.
 
La divulgación es parte fundamental de esta acción, que se va a sustentar sobre tres ejes fundamentales: presencia en Internet a través de la Web del proyecto, participación en redes sociales, y  organización de jornadas, charlas, y eventos con los principales destinatarios y la sociedad en general.