La Unidad de Recursos Forestales del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón ha iniciado este año un proyecto sobre el análisis de la poda de encinas truferas, en el que se estudia el efecto sobre la capacidad productiva y el consumo de agua. El proyecto financiando por el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) 2017 surge de la necesidad de los propios truficultores de la provincia de Teruel interesados en analizar qué tipo de poda es la más adecuada para optimizar la productividad sin aumentar el consumo de agua en sus plantaciones.
 
Para poder observar el efecto global de la copa del árbol en función del tipo de poda, los investigadores de la Unidad de Recursos Forestales del CITA han creado una cámara de estructura metálica cubierta de un plástico de excelentes propiedades físicas (teflón FEP), que aúna una total transparencia al infrarrojo térmico, esta última propiedad básica para evitar un sobrecalentamiento del interior de la cámara por efecto “invernadero”. La cámara, de 200 cm de diámetro y 180 cm de altura, permite encerrar una encina parecida a las que constituyen las plantas en producción en Teruel. En esta cámara se monitoriza en continuo, mediante sensores de medida, el intercambio de gases (asimilación neta de CO2 y pérdida de H2O por transpiración) durante el periodo vegetativo en ejemplares de encina adultos sobre los que han realizado un tratamiento de poda determinado. Para ello, se registra el flujo de aire que entra en la cubeta, analizando su composición (concentración del CO2 y vapor de H2O) en la entrada y la salida de la cámara.
 
El proyecto se está llevando a cabo en la finca experimental de encinas truferas que la Unidad de Recursos Forestales tiene en las instalaciones del CITA en Montañana. La consecución de estas actividades tendrá como resultado previsto la valoración objetiva y cuantitativa de los efectos de la poda sobre aspectos destacables del funcionamiento del árbol. De este modo, se podrá establecer un criterio que sirva para valorar críticamente las ventajas de distintos modelos de poda. Se cuantificarán los efectos de la poda sobre parámetros relativos a la captación de carbono y la pérdida de agua como respuesta a la modificación del patrón de desarrollo del árbol, evaluando los efectos a largo plazo sobre el crecimiento del árbol.
 
El equipo investigador está formado por Eustaquio Gil Pelegrín, jefe de la Unidad de Recursos Forestales del CITA, y por los investigadores de la misma unidad, Óscar Mendoza, José Javier Peguero, Domingo Sancho, Juan Pedro Ferrio y David Alonso.
Etiquetas: