El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón CITA, dependiente del Departamento de Innovación, Investigación y Universidad,  mantiene desde hace más de 50 años un importante  banco de recursos fitogenéticos de frutales. El material se encuentra principalmente en la finca Soto Lezcano, en  Zaragoza, y también en otras fincas del centro como las de La Garcipollera  y Ligüerre en Huesca.
 
En el Banco se encuentran colecciones de albaricoquero, almendro, cerezo, ciruelo,  especies silvestres de Prunus, manzano, melocotonero, peral y patrones de hueso y pepita, y también alberga una colección de germoplasma de montaña, que incluye frutales de hueso y pepita y otras especies tradicionales como acerolo, galimbasta, granado y membrillero. En cada colección se encuentran 2 o 3 árboles de cada accesión, dependiendo de la especie.
 
La Unidad de Hortofruticultura del CITA es la encargada de mantenimiento y actualización  del banco de germoplasma de frutales. Para la conservación, mantenimiento y uso de las colecciones nacionales de frutales de almendro, melocotonero, peral, cerezo, patrones y especies silvestres de almendro así como de las colecciones de albaricoquero, ciruelo y manzano, el INIA ha financiado el proyecto RFP2015-00015-00-00 “Banco de recursos fitogenéticos de frutales del CITA de Aragón”, dentro del programa Estatal de I+D+I Orientado a los Retos de la Sociedad del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.
 
En el proyecto participan 9 investigadores de la unidad de Hortofruticultura  y tiene un presupuesto de 100.000 €  para el periodo de ejecución de 2017 a 2020. En este periodo se continuará con el trabajo de medición de muestras y elaboración de fichas descriptivas, así como con el mantenimiento "in vivo" de las colecciones con los trabajos necesarios de poda, mantenimiento del suelo, abonado, riego, tratamientos fitosanitarios, etc.
 
El investigador Javier Rodrigo, Investigador Principal del proyecto, explica que  el  objetivo de los trabajos  es la conservación en las mejores condiciones posibles de las colecciones de las distintas especies frutales, para su mantenimiento y su uso en investigación y en programas de mejora genética o para su recuperación en la diversificación de la producción agrícola.
 
La documentación de las colecciones, conteniendo los datos de pasaporte y de caracterización, se mantendrá en una base de datos en el CITA mediante un software adaptado para la documentación de las colecciones de referencia que se encuentran en el centro. Las colecciones de variedades de almendro y de melocotonero son además referencia de la Oficina Española de Variedades Vegetales (OEVV, MAPA) y de la Oficina Europea (CPVO) para la descripción e identificación de las nuevas variedades sometidas a registro.
 
Además de la caracterización del material vegetal de las colecciones, las variedades se utilizarán para el estudio de las distintas líneas de investigación de la unidad de Hortofruticulutura, ya que las colecciones del banco de germoplasma de frutales han sido el punto de partida del trabajo de mejora genética realizado en el  centro. 
Etiquetas: