El barrio de Arcosur acogió el pasado miércoles 16 de mayo  una cata de carne de cordero para conocer más a fondo los hábitos de consumo de los aragoneses. Guillermo Ripoll. investigador de la Unidad de Producción y Sanidad Animal, fue el encargado de dirigir esta cata que forma parte del proyecto "Desarrollo de productos de V gama de cordero trufado ojinegro de Teruel (Ojitruf)". El objetivo de estas catas es dar a conocer directamente al consumidor final este tipo de carne  cuyo consumo en Aragón es mucho mayor que el resto de España.
 
Más de 25 participantes colaboraron en esta cata en la que se degustaron dos tipos de carne, uno de ellos cocinado con trufa de Teruel.